❗️ In order to use Verkami you must do it from another browser. Install or enter from: Microsoft Edge, Chrome or Firefox. Microsoft has stopped updating the Internet Explorer browser you are using and it is no longer compatible with most websites.

You are reading La Guardia Civil retratada

La Guardia Civil retratada

on April 10, 2019 in Verkami Stories

Explica Paula Artés que cuando empezó la carrera no sabía que existían los proyectos de autor, aquellos con los que la fotógrafa crea su obra a partir de sus intereses e inquietudes. «Fue en el momento que me lo contaron, que vi la luz. Vi que todos mis intereses políticos y de control del Estado que había tenido desde pequeña los podía llevar a mi terreno fotográfico». Fue así como nació Fuerzas y Cuerpos, fotolibro donde retrata la aparente invisibilidad de la Guardia Civil en Cataluña, descubriendo qué hacen y qué hay dentro de los cuarteles, dependencias a las que son muy pocos los que tienen acceso. Un proyecto que ha llevado adelante apoyada en una muy, muy exitosa campaña en Verkami.
Texto: Oriol Rodríguez

Porque... comencemos por el principio. ¿Cómo descubriste el mundo de la fotografía?

Pues realmente, dicen los padres de mis antiguos compañeros de escuela de toda la vida, que siempre iba con una cámara. En casa decimos que no lo recordamos tan así, pero como dice mi madre, a lo mejor lo teníamos tan normalizado que no le dábamos importancia (ríe).

¿Recuerdas cuál fue la primera cámara que tuviste?

¡Uf, gran pregunta! Pues recuerdo más de una cámara, pero en especial una que tuve de las Bratz, con "falsos diamantes" alrededor del objetivo. Hace tiempo que la buscamos por casa, pero con tantos traslados, creemos que la hemos perdido.

Estábamos en tu descubrimiento de la fotografía.

Fue en segundo de ESO, cuando los profesores me advirtieron que si no me lo tomaba algo más en serio repetiría. Así que me puse las pilas y empecé a investigar qué me interesaba realmente. Fue en esta época, sobre todo en tercero y cuarto de ESO, cuando empecé a tener claro que quería hacer fotografía. Decidí marchar a hacer el bachillerato artístico. Conocí el mundo de la fotografía un poco como nos lo han enseñado: comercial y fotoperiodismo. No conocía la fotografía conceptual, más enfocada al mundo del arte, que creo que es la gran desconocida en el mundo de la fotografía, en el ámbito del gran público. Sólo se piensa en que una fotografía sea guapísima y punto. La estética... ¡cuánta educación y conocimiento nos falta sobre todo lo que implica la estética!

¿Cuáles eran y son tus referentes e influencias?

En estos tiempos que en que nos hemos dado cuenta que nos faltan muchas mujeres referentes, me hace aún más alegría tener las referentes que tengo. Hay una fotógrafa, Taryn Simon, que para mí es la gran referente. Es la que más me ha influenciado y una de las fotógrafas que más me inspira. Realmente tengo muchos referentes, pero con el estilo de fotografía que yo realizo, el círculo se cierra. Edmund Clarck es uno de los otros grandes fotógrafos, en el ámbito de fotografía conceptual y de investigación de casos relacionados con el poder y el control que más me inspira, por cómo aborda los proyectos y cómo los formaliza. Son dos fotógrafos que tanto a nivel estético como conceptual son grandes referentes. Podría decir muchos más, pero me alargaría demasiado.

«Es un proyecto que he creado para que la gente sepa y sea crítica con esta situación que explico»

¿Es Fuerzas y cuerpos tu primer gran proyecto fotográfico o habías realizado anteriormente algún otro, ya fuera exposición o libro?

Sí, es mi primer gran proyecto. Lo inicié en segundo de carrera, pero siempre lo planteé como una aventura para extraer de la Universidad. He realizado alguna exposición, pero nada tan importante como esto. Me hace mucha ilusión que el proyecto se haya podido formalizar en este fotolibro. Y a la vez estoy muy contenta de que mi primer "gran proyecto" sea con este tema y ya enfocado hacia el estilo de fotografía al que quiero dedicarme. Ahora toca conseguir que este Fuerzas y cuerpos se convierta también en un formato expositivo.

Hoy por hoy Fuerzas y cuerpos es un fotolibro que trata sobre la invisibilidad de la Guardia Civil en Cataluña. Dices que no se sabe que siguen operando en Cataluña, ni sabemos cuál es su función. Y tú te has adentrado en sus dependencias, fotografiando lo que muy pocos han podido fotografiar hasta ahora. Por quién, el qué y el cómo, no debió ser fácil poner en marcha un proyecto como éste.

Sí, fue difícil empezar. Sobre todo con la parte de formalización, de realizar las fotografías. La parte de investigación fue más fácil, aunque hay diversa información que no conseguí descubrir. Pero ya sabía que me ponía a investigar un espacio opaco y que sería complejo encontrar cierta información.

¿Esto fue lo más difícil de todo?

Lo más difícil fue conseguir los permisos. Tardaron un año en dármelos. Nos reunimos varias veces durante este año para explicar qué quería hacer, para detallar más, para debatir qué espacios quería fotografiar. Al final, cuando ya lo daba casi todo por perdido, me dijeron que sí, que me dejaban entrar. El permiso lo daban desde Madrid, y eso también hizo que se alargara el proceso. También tengo clara una cosa: hacerlo desde la Universidad jugó a favor, porque tenía detrás una institución que me avala. De hecho, cuando llamaron para decirme que me daban el permiso, llamaron a la coordinadora de la Universidad, a pesar de tener mi teléfono.

¿Cuánto tiempo dedicaste a la realización del proyecto, a convivir con la Guardia Civil?

El proceso propio de realizar las fotografías fueron unos 15 días, salteados. La etapa de investigación fue mucho más extensa. Pero todas las fotografías del proyecto, las hice en 15 días, haciendo jornadas largas y yendo a espacios que ya sabia lo que me encontraría.

¿Pudise acceder a todo lo que querías fotografiar?

Sí, todo lo que pedí lo pude fotografiar, lo que no he llegado a saber nunca es si hay espacios "importantes" que se me ocultaron... Creo que cada uno jugó sus cartas. Pero no ha habido ningún espacio que no haya podido fotografiar. Excepto una sala magnífica, la sala del control de los aviones del aeropuerto. Pero esta es una sala donde la Guardia Civil no tiene competencias, así que tampoco es que tenga influencia en el proyecto. Fue Aena que dejó claro que esa sala no se podía fotografiar.

«Sabía que investigaba un espacio opaco y que sería complejo encontrar cierta información»

De todo lo que has vivido, ¿hay algo que te haya sorprendido especialmente?

Cuando les dije todo el listado de espacios que había descubierto que tenían y al que quería, les comenté que si había alguno que desconocía pero era importante, que por favor me llevaran. Era consciente de que era imposible haberlo descubierto todo. Fue entonces cuando me hablaron de la Sala de Banderas, y acto seguido me explicaron que la bandera oficial de España no la puedes tener, porque te la debe otorgar y bendecir la reina. La explicación fue magnífica, estaba alucinanada, aquello era muy fuerte, y al mismo tiempo pensaba: «¡con la de denuncias que ha habido para quemar banderas de España, y al final resulta que no eran oficiales!».

Y con ellas y ellos, con los agentes ¿cómo fue la relación personal?

Pues siempre muy formal y normal, ellos me veían como una chica muy joven catalana interesada en ellos. Oí esta frase más de una vez. Al final con quien mantuve más relación personal, fue con el Guardia Civil que me acompañaba cada día a cada cuartel que íbamos. Cuando tenía dudas le preguntaba a él. Pocos meses después de terminar el proyecto le envié un mail explicándole los diversos lugares donde había sido seleccionado el proyecto y se alegró mucho. Ellos no perciben el proyecto igual que yo. Ellos sólo ven sus espacios. Dejamos de tener contacto después de aquel mail y un whatsapp la Navidad de 2016. En 2017 corté comunicación con ellos y creo que ellos también conmigo. Después del 1 de octubre imagino que no sabrían qué decirme.

¿La Guardia Civil en Cataluña es invisible para tener un mayor control sobre nosotros? ¿Qué controlan?

Si, ellos utilizan un sistema que consiste en estar ocultos para controlar. Es un sistema que se utiliza en muchos otros países. El ejemplo más claro y típico siempre es el FBI. Realmente son operativos cuando están ocultos. La única competencia que no tienen en Cataluña es la seguridad ciudadana, que es de los Mossos, en todos los otros ámbitos sí tienen competencias. Drogas, armas y las fronteras son suyas. Como también lo son terrorismo, investigaciones de temas económicos, fraudes ...

Aunque ya no tienes relación, ¿te cambió la percepción de la Guardia Civil tras el proyecto?

Lo que me ha cambiado es la importancia que le daba a todo lo que estaba investigando. Creo que es grave que no seamos conscientes de que este cuerpo policial es el que tiene el control en Cataluña. Me ha cambiado la percepción en este aspecto. Sigo siendo muy crítica con la policía, y creo que lo seguiré siendo, con matices, seguro, en el futuro. Pero haber entrado donde he entrado me ha hecho darme cuenta de la importancia de las preguntas (más filosóficas) que tenía desde pequeña. Insisto, me parece muy grave que no sepamos que este cuerpo está aquí, que existe, que es operativo.

¿De todo el trabajo que has hecho, qué encontraremos en el libro? ¿Ha quedado mucho material fuera?

Pues en el libro hay unas 60 fotografías, y además, en las guardas del libro hay unas 240 fotografías del proyecto (incluyendo las 60) en pequeño. Realicé unas 2.000 fotografías aproximadamente. Este es un proyecto, en mi opinión, y tal como trabajo yo, en que las fotografías que hacía estaban muy meditadas. Es un proyecto que podría haber hecho perfectamente con una cámara de gran formato, de placas, pero económicamente era inviable en ese momento. Así que el proyecto lo hice con la idea de crear fotografías meditadas. Por eso estas 2.000 fotografías son siempre variaciones de las fotografías finales. Además de las 60 fotografías, el libro también incluye un texto del comisario de arte Oriol Fontdevila escrito para la ocasión, donde a través de historia, mi experiencia y conceptos más filosóficos, habla sobre el proyecto y todo lo que rodea este tema.

«Es grave que no seamos conscientes de que este cuerpo policial es el que tiene el control en Cataluña »

¿Por qué decidiste impulsar el proyecto a través de Verkami?

Hacía tiempo que conocía Verkami. Hace unos dos años una ex compañera de bachillerato impulsó un proyecto. Además, en la carrera nos habían hablado como sistema de financiación de proyectos. Yo me decidí después de dos años buscando editoriales que se la quisieran jugar y apostar por el libro. Con la temática que es y en el momento político en el que estamos, nadie se atrevía. Así que después de muchas vueltas, y con una inversión y mucho trabajo inicial importante, no quería dejarlo en un cajón. Fue así, cuando vi que empezaba a entrar en bucle con las editoriales, que decidí que era el momento de hacer el verkami.

¿Cómo diseñaste la campaña?

Una amiga que hace campañas de marketing me echo un cable. Pero tuve claro que debía ser una campaña donde haría públicas muchas anécdotas del proyecto que no aparecen en el libro y que sólo explico en persona o a amistades. Cada día soltaba cápsulas de anécdotas y lo iba combinando con las noticias que salían en prensa y las presentaciones que hacía. Tenía claro que debía ser una campaña un poco contra las cuerdas, sacando información a la luz, que quizás era mejor no sacar y que podía ser que la Guardia Civil dijera algo.

¿Dijeron algo?

No, no dijeron nada en ningún momento.

¿Cómo viviste los 40 días?

Muy intensamente. Soy una persona muy nerviosa y muy activa de por sí, y fueron unos 40 días muy intensos, tanto con subidas de emoción como con bajadas. A pesar de tener toda la campaña muy montada y organizada, hubo momentos difíciles. También es verdad que siempre encuentras sorpresas de amigos que pensabas que te apoyarían, que no lo hacen, y mucha gente que no te esperabas que te apoyara y que te dan mucho. Trabajé muchísimo durante estos 40 días, enviando muchas notas de prensa (más de 120, personalizadas y llamando después a todos los medios). Al final todo el esfuerzo tuvo recompensa.

Hablando de recompensas… ¿Qué ofreciste tú?¿ Te costó mucho idearlas, pensar qué podías ofrecer que fuera suficientemente atractivo como para llamar la atención de los mecenas?

La recompensa principal era el fotolibro, evidentemente, que era para lo que pedía el dinero, para poder imprimirlo. Además del fotolibro había varios paquetes: como el fotolibro y un póster, o dos fotolibros, fotolibro y una fotografía impresa... Tenía claro que debía ofrecer el fotolibro por el que estaba pidiendo el dinero, ya que la gente que se haría mecenas era la que conseguiría que el libro, por fin, fuera real. Quizás me costó algo más estipular los precios, sobre todo porque ofrecía el pack con envío fuera de España.

«Por la temática que es y en el momento político en el que estamos nadie se atrevía a publicar el libro»

Por cierto, elemento clave, ¿cómo fue la relación con los mecenas?

La verdad que muy gratificante y muy emocionante, ver que gente que no te conoce ni a ti ni tu trabajo apueste por ti. Siempre que tenía novedades les iba escribiendo en el blog y muchos contestaban. Ahora que estoy en el proceso previo a los envíos, también les sigo escribiendo. Noté una acogida muy grande cuando me entrevistaron en RAC1, en ese momento llegaron muchos nuevos mecenas que estaban muy agradecidos porque haber hecho este proyecto. Y algo así es muy emocionante. Una vez finalizado el proyecto, he notado que se ha recibido muy bien y me he encontrado a más de una persona desconocida por la calle o en algún espacio que me reconocía y preguntaba cosas del libro. La verdad es que me hace mucha ilusión que la gente se haya hecho tan suyo el proyecto. También es cierto que es un proyecto complejo de explicar y que hay mucha gente que no lo entiende. Y también he recibido mensajes con amenazas, pero me lo esperaba. Si los fascistas me amenazan, tengo muy claro que algo estoy haciendo bien.

¿Cuál crees que fue la clave para alcanzar, y superar de largo, tu objetivo?

Las notas de prensa, sin lugar a dudas. Como digo es un proyecto muy complejo, y que el mínimo que se podía poner eran 28 €, y eso limitaba al público. Así que trabajar las notas de prensa y el contacto con la prensa creo que fue esencial. Y sin lugar a dudas, que me llamaran del programa de Albert Om, la Islandia, de RAC1, para entrevistarme. Les estaré eternamente agradecida, porque fue gracias a ellos que conseguí y superar la meta. También, como decía, trabajé muchísimo para que se conociera, y me paseé por toda Cataluña colgando 250 carteles, que imagino que algún efecto hicieron también (ríe).

¿A qué han ido destinados los más de 10.000€ que conseguiste recaudar?

Finalmente, con el tanto por ciento que se queda Verkami y el pico que se queda el banco, recibí unos 9.500 €, que han ido destinados únicamente a imprenta. Me fue muy bien conseguir superar la meta, porque realmente necesitaba esto, unos 9.500€, pero consideré que pedir esta cifra sería complicarme aún más las cosas, ya que era difícil conseguirla. Por eso pedía menos, y pensaba pedir un crédito para conseguir lo que faltaba. Imprimir un fotolibro de estas características, es de todo menos barato (ríe).

¿Qué aporta el micromecenazgo a creadoras como tú?

La verdad que estoy muy contenta de haberlo hecho con micromecenazgo, ya que era un proyecto en el quería que la gente se implicara. Al final es un proyecto que he creado para que la gente sepa y sea crítica con esta situación que explico.

¿Qué consejo darías a aquellas que como tú quieren impulsar su proyecto a través del micromecenazgo?

Que tengan todo muy bien preparado, que trabajen con tiempo, que tengan la campaña hecha desde días antes de empezar, que hagan ruido los días previos, que contacten mucho con los medios que creen que les puede interesar. Pero sobre todo, que se crean el proyecto y que vayan a por todas.

«Me hace mucha ilusión que la gente se haya hecho tan suyo el proyecto»

¿Qué es lo que más te ha gustado de toda la experiencia?

Poderme acercar a un público que seguramente no hubiera conocido a mi proyecto, que haya sido tan bien recibido y que la gente sea tan agradecida. Es una alegría, cuando ves que la gente entiende que crear las cosas colectivamente es mucho más viable de lo que pensamos.

Y ... ¿lo que menos?

Lo que menos me ha gustado, que al ser tan nerviosa, había momentos que no lo veía claro y no sabía qué más hacer ya. Lo había hecho todo y costaba que hubiera movimiento en algunos momentos.

Y aquellos que llegaron tarde a la campaña, ¿ahora dónde pueden conseguir el libro?

En mi página web www.paulaartes.com/books está el libro ya en venta, así que quien quiera uno puede conseguirlo desde aquí. Y en breve también lo empezaré a mover por varias librerías y ferias para que pueda llegar a todo el que lo quiera.

¿Ya hay algún proyecto nuevo en el que estés trabajando?

Si, hay un proyecto nuevo que hace tiempo que estoy tramando, pero que justo ahora empiezo la parte de investigación, que en este proyecto es aún más importante. Este año tengo una residencia de artistas en HISK, en Bélgica, gracias a una beca de la Sala d’Art Jove y entonces empezaré a hacer la parte importante de la investigación. No sé si lo impulsaré a través de Verkami, el tiempo dirá. Es un proyecto muy ambicioso, que tardaré muchos años en terminar y que, realmente, no sé hasta qué punto podría hacerlo todo público para conseguir la financiación. El hecho es que es un proyecto sobre una persona muy importante de España. Un proyecto que, seguramente, me puede conllevar ciertas represalias. Así que puede que el proyecto salga a la luz cuando ya tenga toda la financiación y esté el fotolibro hecho (ríe).

+ Info

Compra el libro en la web de Paula Artés
Campaña a Verkami - Fuerzas y Cuerpos

Web Fuerzas y cuerpos | Twitter Fuerzas y cuerpos | Facebook de Fuerzas y cuerpos

Instagram Paula Artés | Web Paula Artés

0 comments

Log in or Sign up to comment this entry.

Cookies help us to offer our services. Continuing to browse entails acceptance of their use.