❗️ In order to use Verkami you must do it from another browser. Install or enter from: Microsoft Edge, Chrome or Firefox. Microsoft has stopped updating the Internet Explorer browser you are using and it is no longer compatible with most websites.

You are reading Udol, brujas y metal en vinilo

Udol, brujas y metal en vinilo

on April 18, 2019 in Verkami Stories

Udol es una de las propuestas más excitantes de la actual escena metal catalana. Riffs pétreos impulsados a ritmos lentos y pesados, Adrià (batería y voz) y Roque (guitarra) iniciaron su aventura de doom lisérgico hace seis años. 153 lliures i 17 salaris es su álbum de debut, demoledor artefacto sonoro publicado originalmente en 2017 en formato CD y que ahora editan en vinilo después de alcanzar su objetivo en una exitosa campaña de micromecenazgo en Verkami. «Cuando publicamos el disco no pudimos hacerlo en vinilo porque no teníamos dinero», se sincera Roque. «De hecho, pudimos editar 300 cedés gracias el apoyo de las discográficas No Men Records y Arni Arcada. Con el tiempo, como estaba funcionando bien, nos empezó a picar el gusanillo de publicarlo en vinilo. Fue así como nos decidimos a hacer el verkami ». Ahora sólo hace falta que, como cantan Pearl Jam, comience a girar el círculo negro.
Texto: Oriol Rodríguez

¿Como nace Udol?

Roque: Monté un grupo con unos colegas de Adrià pero la cosa no acabó de cuajar. Fue uno de ellos que me dijo que conocía un chico que tocaba la batería y que se apuntaba a todas las batallas.

Adrià

Roque: Efectivamente. Me pasaron su teléfono, el de Adrià. Lo llamé y quedamos un día para ensayar. Pasamos una tarde improvisando y la cosa funcionó. Rápidamente nos entendimos. Ya ese mismo día dijimos de montar un grupo.
Adri: Yo venía del mundo del metal y de formaciones más clásicas. No conocía a bandas de duetos. Tengo que admitir que al principio el hecho de sólo ser dos me sorprendía un poco.
Roque: Esto era hacia finales de 2013. Sólo seis meses después de conocernos publicamos nuestra primera demo.

«Tenemos bandas amigas que han financiado sus discos con Verkami y con su éxito nos animamos nosotros»

Udol no es vuestra primera banda?

Roque: No. Yo, al principio, había estado en bandas de post-hardcore. Después entré en Sweet & Sour, que hacíamos post-punk con elementos más rock. Luego estuve en una banda que se llamaba The Res. Hacíamos rock progresivo. Todo muy lisérgico pero con una parte oscura y durilla. Y, finalmente, Evil Horse, muy probablemente el referente más directo antes de formar Udol.
Adrià: Yo empecé a tocar la batería bastante tarde, a los 23 años. Mi primer grupo fue de versiones. Luego me metí mucha cabeza en la escena hardcore y toqué en varios grupos. Ahora, aparte de Udol, también estoy en un grupo que se llama Turment.

De hecho, Udol suena a la suma de todos estos sonidos que habéis citado: metal, rock progresivo lisérgico ....

Roque: Veníamos de mundos diferentes y cuando nos conocimos pensé que lo mejor sería intentar hacer algo que nos gustara a los dos. Estamos muy abiertos a todo, aunque la base sea el doom y los ritmos y los sonidos más lentos y pesados del metal. También es cierto que yo, que tengo 40 años, me crié con el grunge, y tengo muchos arrebatos grunges.

Cierto, en algunos momentos podéis recordar a Melvins o, incluso, a los Soundgarden y los Alice in Chains más lentos y pesados.

Roque: Totalmente. Somos un poco una fusión de varias cosas. Pero si hablamos de referentes deberíamos citar también a bandas como Neurosis o Electric Wizard. También me gusta mucho una banda que se llama Yob, aunque su influencia puede que no quede muy reflejada en nuestras canciones.

Publicasteis la maqueta en 2014 y tardasteis tres años largos a publicar el disco, 153 lliures i 17 salaris (No men records/Arni Arcada, 2,017).

Roque: Lo que nos pasó con el disco es que todo se alargó mucho. Éramos noveles y pagamos la novatada. Ahora que ya estamos trabajando en un nuevo disco, mucha parte del proceso de grabación y muchos de los conceptos ya los tenemos controlados. Todo será más fácil, sencillo y rápido.
Adrià: También hay otro hecho y es que desde el principio hemos tocado mucho. Y somos un tipo de grupo que, para que suene bien el directo, necesitamos ensayar. Y si ensayamos los directos no tenemos tiempo para hacer temas. Por eso ahora hemos decidido dejar de actuar durante un tiempo, para poder centrarnos en hacer temas nuevos para el próximo disco.
Roque: También hemos parado porque hemos quemado toda el área de Barcelona donde hemos tocado muchísimo. Nos gustaría salir fuera. Pero no hay muchas oportunidades. Aunque ahora en abril nos vamos a Ucrania a tocar.

¿!A Ucrania!?

Adrià: ¡Mola mucho! Tenemos un par de conciertos cerrados. Nos los ha organizado un seguidor del grupo que es de ahí pero vive aquí. Nos dijo que quería llevar bandas catalanas a su país y que nosotros le molábamos mucho. La Semana Santa nos vamos para allá. Vamos un poco a la expectativa. Nos decía que los ucranianos, como no conocen el catalán, se pensarán que cantamos en latín (ríe).

«En abril nos vamos a Ucrania a tocar. Tenemos un par de conciertos cerrados allí que nos ha organizado un seguidor del grupo»

Cada vez sois más las bandas de metal que cantáis en catalán, un hecho que debería ser de todo normal en el año 2019.

Adrià: Sí, cada vez somos más. Yo creo que uno de los problemas que había era que en el rock hecho en catalán aún pesaba los estereotipos de la generación del rock catalán de los 90.
Roque: Aquello lo petó muy fuerte y muchos de los que vinieron después, para distanciarse, decidieron cantar en inglés. Con el paso del tiempo nos hemos dado cuenta de que cantar en catalán, que es nuestra lengua, es mucho más honesto y natural.
Adrià: Y por eso cada vez hay más bandas de géneros como el metal que cantan en catalán que antes, que casi no había.

El disco ha tenido muy buena acogida. Todo lo que he leído sobre 153 lliures i 17 salaris son reseñas positivas.

Roque: Al principio costó un poco. Después, sí, la cosa se puso en marcha y ha habido muchos meses que hemos llegado a hacer dos conciertos sino cuatro, que para un grupo como nosotros es mucho. Y es que, puede parecer un obviedad, pero si quieres tocar, tienes que tocar.
Adrià: Hemos tenido mucha suerte. Nunca nos hemos tenido que preocupar mucho de buscar conciertos. Pol Abran y Marta Maldonado de Branca Studio, buenos amigos nuestros, tenían una promotora y nos han ayudado a montar y buscar conciertos.

Tras 153 lliures i 17 salaris esconde toda una historia muy interesante.

Roque: Siempre nos ha gustado crear todo un concepto en nuestros trabajos. Ya en la maqueta nos dejamos llevar por la mitología griega. Continuando en esta línea, coincidió que leyendo un libro supe de una historia que pasó a nuestro pueblo, Caldes de Montbui. Inmediatamente supe que aquel debía ser el concepto del disco.

¿Y cuál es la historia?

Roque: Lo que pasó es que durante unos años a inicios del siglo XVII hubo malas cosechas. La gente dijo que aquello era cosa de las brujas y se acusó a una serie de mujeres de serlo. Hubo todo un proceso y se colgaron a siete de aquellas mujeres. El concepto del disco habla de esos hechos.

¿Cómo os decidisteis a editar el disco en vinilo en Verkami a través de una campaña de micromecenazgo?

Adrià: Tengo amigos que están muy metidos en los juegos de mesa y este es un mundo en el que se financian muchos de sus proyectos a través de campañas de Verkami.
Roque: También tenemos bandas amigas que han financiado sus discos con Verkami, como The Mothercrow, de Barcelona. Campañas con las que hemos colaborado. Con su éxito nos animamos nosotros.

¿Cómo montasteis la campaña?

Adrià: Podríamos haber ofrecido simplemente una pre-order del disco en vinilo, que era lo que queríamos conseguir: publicar el disco en vinilo, pero creímos que ya que lo hacíamos teníamos que preparar una campaña más elaborada, con recompensas como camisetas del grupo, tote bags y entradas para el concierto que ofreceremos exclusivamente por los mecenas.

«Nuestro concierto de recompensa para los mecenas será en el claustro del monasterio de Santa Maria de Lluçà»

Un concierto muy especial.

Roque: Tuvimos la idea yendo a un concierto de una banda amiga en el claustro del monasterio de Santa Maria de Lluçà. Flipamos. Y como justo entonces estábamos buscando un emplazamiento diferente para hacer el nuestro, decidimos hacerlo allí también. Así que nuestro concierto de recompensa para los mecenas será en el claustro del monasterio de Santa Maria de Lluçà.
Adrià: Un concierto donde habrá otros alicientes. Un amigo que hace cervezas artesanas, por ejemplo, será el encargado de montar la barra. Como teloneras tocarán Falç de Metzinera, un trío femenino que están comenzando pero que tienen un espectáculo en directo brutal. Ahora hay gente que nos pregunta dónde puede comprar las entradas. No se pueden comprar en ninguna parte. Será un concierto exclusivo para el centenar de mecenas que nos apoyó en la campaña. Un noche muy especial.

¿Cómo vivisteis los 40 días de la campaña?

Adrià: La primera semana ya conseguimos la mitad de los 2500 euros que pedíamos. Creíamos que entonces empezaría la parte más dura, pero no. Las aportaciones siguieron y diez días antes ya habíamos alcanzado el objetivo. Y luego todavía fue a más. Fue una experiencia muy chula.

¿Verkami y el crowdfunding han ofrecido una alternativa al sistema de publicación discográfico tradicional?

Adrià: De no haber podido optar por el micromecenaje no hubiéramos podido editar el disco en vinilo. Aunque tener una discográfica detrás también tiene aspectos positivos, como el hecho de la promoción entre los medios y, consecuentemente, llegar a gente a la que hasta entonces no has llegado.

Repetiréis experiencia de micromecenazgo?

Adrià: Tengo la sensación de que si volvemos a hacer una campaña de micromecenazgo sería abusar de la confianza de la gente que nos sigue.
Roque: Yo no lo veo así. Para mí estás pidiendo a la gente que te sigue que te eche un cable, confianza que después devuelves con un disco y otras recompensas. Yo no lo descarto, aunque, y esto puede servir de consejo para las bandas que se lo estén planteando: es un trabajo en el que tienes que invertir mucho tiempo. Aun así, ha sido una experiencia extraordinaria. Y cuando empezamos a ver los mecenas con las camisetas que hemos diseñado especialmente para ellos, aún más.

Al concierto no podremos ir, pero los que no nos enteramos de vuestra campaña y queremos una copia del disco en vinilo... ¿lo podemos comprar por otras vías?

Adrià: Sí. Hemos hecho una tirada de 300 vinilos y para la campaña de Verkami destinaremos poco más de 100. Como superamos el objetivo que nos marcamos de inicio, hemos podido hacer una tirada mayor. Se podrá comprar a través de Internet o en nuestros conciertos.

Ya estáis preparando el próximo disco, ¿verdad?

Roque: Sí. Hicimos el último bolo en diciembre y desde entonces que venimos quedando un par de días por semana para trabajar en temas nuevos. En casa tengo un poco de estudio y allí nos cerramos y vamos probando armonías, riffs de guitarra... Un poco de laboratorio para después ir al local y terminar de dar forma a todo.

«Hacia el verano podemos tener los nuevos temas ya grabados y tener el disco listo y preparado para publicar antes de que acabe el año»

¿Ya tenéis el concepto que englobe todos estos temas nuevos?

Adrià: Sí. Yo soy un enfermo de todo el universo Tolkien y me he montado una película de un rey a quien se le muere la mujer y el hijo, entra en depresión y el posee un demonio.

Impactante.

Roque: (Ríe) Es un relato fantástico con muchos elementos de caballeros, posesiones malignas, hechizos... Sobre este relato estamos intentando tejer el concepto del disco. Si todo va rodado, creo que hacia el verano podemos tener los temas ya grabados y tener el disco listo y preparado para publicar antes de que acabe el año.

+ Info

Campaña Verkami - Udol

Facebook | Instagram | Bandcamp

0 comments

Log in or Sign up to comment this entry.

Cookies help us to offer our services. Continuing to browse entails acceptance of their use.