❗️ In order to use Verkami you must do it from another browser. Install or enter from: Microsoft Edge, Chrome or Firefox. Microsoft has stopped updating the Internet Explorer browser you are using and it is no longer compatible with most websites.

Discover the 10 most exciting projects of 2019!
You are reading La crudeza del barrio retratada por Oriol Miñarro

La crudeza del barrio retratada por Oriol Miñarro

on July 08, 2020 in Verkami Stories

Explica Oriol Miñarro que empezó a interesarse por la fotografía de la manera menos épica posible. Era 2008 y asegura que el aburrimiento durante los mediodías era del todo insoportable. Fue así como cogió una cámara que tenía. Pensó que sería una forma como cualquier otra de matar el tiempo. Y así hasta aquí, doce años después, llegados ya al 2020, cuando ha publicado Welcome to the Barrio, libro (propulsado a través de una campanya a Verkami) fresco y salvaje que recoge los retratos que ha ido disparando durante todo este tiempo de los personajes y lugares más singulares del barrio Vell de Barcelona. "Este es un proyecto que nace como nace cualquier archivo desordenado de cualquier principiante. Hasta que no tomas distancia con lo que has hecho y la latencia hace su trabajo, pues nada de nada. Con esto quiero decir que hasta pasados ocho años desde que empecé no fui del todo consciente que había algo de interesante en aquello que hacía. Una vez se produjo este proceso, empecé a entender que tenía algo interesante entre manos".

Texto: Oriol Rodríguez

¿Cuál fue tu primera cámara fotográfica?

Una Nikon D70, casi me cuesta el divorcio.

¿Y recuerdas la primera fotografía que hiciste con aquella cámara?

Claro. La primera foto que hizo aquella cámara fue a mi hijo. Imposible de olvidar.

¿En qué barrio naciste?

Yo nací en Barcelona, pero me crie en Menorca. Así pues, no he tenido nunca una pertenencia a ningún barrio. Soy un poco asilvestrado en este aspecto. Pero si nos referimos a mi contacto con los barrios del Raval, Gòtic, Born... que aparecen en el libro, este es debido a mi proximidad con mi trabajo, una tienda de alfombras del centro. Al no poder volver a los mediodías a casa, decidí adentrarme en aquello que me era más próximo.

Me gustaría ser considerado como aquel que pasaba por aquí y explicó algo interesante

¿Cuándo empezaste a tomar conciencia de la singularidad de la gente del barrio?

En el mismo momento que puse los pies en el barrio. Para un provinciano como yo era la bomba. Cualquiera en mi misma situación se hubiera sentido superado con tanta información. Yo no tuve nunca bastante. Era brutal conocer a tanta gente y tan diversa.

Explicas que eres un fotógrafo que vende alfombras... ¿Cómo es eso?

Es un tema de texto-contexto y espacio-tiempo. Me encontré en una situación que me llevó a la fotografía. Mi trabajo como vendedor de alfombras es un medio de vida como cualquier otro, mientras que la fotografía ha acabado siendo un fin de vida. Reconozco que no es muy habitual, pero así es (risas).

Autodidacta, ¿te gustaría dedicarte exclusivamente a la fotografía?

Claro que sí, pero concretamos. Yo estoy dentro del mundo de la fotografía de autor y, con sinceridad, es muy difícil vivir de esta disciplina, por no decir imposible. También tengo que decir que el hecho de trabajar en lo que trabajo, me ha permitido una libertad creativa que de otro modo quizás no hubiera sucedido. No he contestado. Y si he contestado, no lo sé.

¿Es Welcome to the Barrio tu primer libro?

Sí, y espero que el destino traiga muchos más.

¿Qué recoge el libro?

Uff, esto es una pregunta difícil de responder en una línea. A ver, el proceso de selección ha sido difícil y, por eso, he contado con la inestimable ayuda y conocimientos de Toni Amengual, un maestro de la construcción visual, en cuanto a fotolibros se refiere. Dicho esto, el periodo es tan amplio como todo mi archivo fotográfico. El criterio de selección y edición responde a diferentes aspectos relacionados con la forma, el concepto y el color. Todo habla, todo informa, pero según lo combinas dices una cosa u otra y , en este trabajo, teníamos que ser muy cuidadosos de no caer descaradamente en la grosería. Creo que el resultado final es atrevido, niños, canalla, descarado pero nunca grosero.

¿Cómo eliges la gente que fotografías?

Yo creo que no es un tema de elegir o no elegir, es un tema de estar donde tienes que estar y punto. Las cosas suceden y las situaciones te dicen que aquel es el momento ideal para interactuar. Las cosas no se buscan o se eligen, lo contrario seria impostar lo que no es.

¿Y cómo te acercas a ellas, a las personas que fotografías? ¿Cómo responden a tu voluntad de retratarlos?

Pues tan sencillo como acercarte, ser educado y explicar lo que quieres hacer. Es un tema de hacer fácil lo que es difícil y no hacer difícil el que es fácil. La gente responde del mismo modo que tú la tratas. En la calle no se tiene que hablar, se tiene que escuchar y, evidentemente, alguien que se siente escuchado es alguien con predisposición a ser fotografiado.

En la calle no se tiene que hablar, se tiene que escuchar. Alguien que se siente escuchado es alguien con predisposición a ser fotografiado

En la presentación del proyecto en Verkami hablas de Colom, Witkin, Álix, Zownir… ¿Serían estos tus principales referentes como fotógrafo?

A ver, yo tengo muchos. podría añadir doscientos más: Boris MIkhailov, Raymond Depardon, Anders Petersen, Miguel Trillo... Pero haciendo honor a la verdad, tengo que decir que no soy muy fetichista al respecto. Me inspira más Goya o gente de la generación del 98, la verdad.

¿Una fotografía es la plasmación de la realidad o es la realidad reinterpretada por el fotógrafo?

Desde el momento que hay una intencionalidad, la realidad se va a tomar por el saco. El fotógrafo, cuando está fotografiando, está declarando aquello que es y siente y, por lo tanto, cada cual modifica aquello que ve y lo lleva a su terreno. Eso sí, esta realidad paralela tiene que ser inteligible, te tienes que hacer entender, no nos podemos olvidar que un fotógrafo se está comunicando a través de sus retratos.

Así, ¿tú que pretendes con tu fotografía?

Yo no pretendo nada, yo estoy aquí de como cualquier otro. Las pretensiones son vanidad. Sí que te diría que lo que me gustaría muchísimo es poder llegar a la gente, ser considerado como aquel que pasaba por aquí y explicó algo interesante.

Más allá del elemento, por así decirlo, artístico, el libro también es la plasmación de un tiempo y un lugar muy concreto.

No sería del todo así. Evidentemente, hay un elemento espacio-tiempo innegable , pero no paran de aparecer arquetipos, elementos emocionales, inquietudes existenciales que son cíclicos en nuestras sociedades. Hablo más de aquello que no se ve en las imágenes que en la propia literalidad de la misma. Si uno visualiza imagen por imagen, y no tiene la información que ya os he explicado, bien podría situarse en cualquier barrio. Es aquí donde aparece el concepto del “barrio de la mente”, un barrio donde hablo sobre la condición humana, ideales.... Esto es mucho más complejo que un barrio tangible en sí mismo.

¿Cómo descubriste Verkami?

Pues aquí es donde entra en escena la figura de Paco Gómez, que cierra el círculo y completamos el equipo perfecto. El proyecto era (y es) complejo y necesitábamos al mejor estratega para plantear con éxito la campaña. Paco Gómez lo vio claro desde el primer minuto y, su implicación, fue capital. Ya había participado en anteriores campañas y, casualidades, detrás de estas campañas siempre aparecía la figura de Paco Gómez como dinamizador de las mismas. Sacar adelante un libro en condiciones requiere un volumen de dinero del que yo no disponía y que, en cierta manera, no dejaba de captar la aceptación del proyecto por parte del mundillo fotográfico. Todo un reto sin duda.

Y los 40 días, ¿cómo los viviste?

Pese a la seguridad que te da tener el equipo que tenía detrás, es verdad que se pasa muy mal. Creo que en otro vida fui un mártir quemado a la hoguera . Ufff, fueron unos días muuuuy intensos.

¿Cómo fue la relación con los y las mecenas?

La experiencia fue brutal, el intercambio de opiniones, de emociones, de expectativas generadas en los días previos al inicio de la campaña fue muy enriquecedor a la vez que desbordante, teniendo en cuenta el carácter solitario del fotógrafo. Hacer llegar el mensaje a los mecenas fue clave, sin duda. Interactuar con los mecenas fue super importante.

El libro es un ser mutante que te acompaña siempre debido a su condición de proyecto vital

El objetivo inicial era de 7000 euros que acabaste superando holgadamente.

El secreto fue el equipo que había detrás. Uno puede tener el mejor de los proyectos entre manos, pero si no generas unas condiciones óptimas, el fracaso está garantizado.

¿En qué fase se encuentra el proyecto?

El libro está, evoluciona, se promociona, se modifica, es un ser mutante que te acompaña siempre debido a su condición de proyecto vital, de proyecto que habla de uno mismo.

Qué consejo darías a aquellos que como tú quieren impulsar sus proyectos a través de Verkami?

Repito, el primero, un buen equipo: este equipo ya llevará bajo el brazo la mejor de las estrategias . A ello añádele, no tener prisa para sacar adelante temas que todavía no están maduros. Tenéis que tener en cuenta que yo ya llevaba un bagaje detrás de mucho y mucho tiempo antes de decidirme. Ah, todo esto y muchas ganas, ilusión y unos cuántos Trankimazin.

Los que no llegaron a tiempo a la campaña, ¿pueden comprar el libro de otra manera: web, tiendas...?

Pues el libro se puede encontrar en la página web de FRACASO BOOKS, que es la distribuidora del libro. También a librerías como La Central. En centros como Fotocolectania. Y en alguna librería de algún museo como el Reina Sofía.

¿Algún otro libro en mente?

En la cabeza tengo muchas cosas pero la realidad marca otros tempos. ¿Volveré a trabajar con Verkami? Si las condiciones vuelven a ser favorables, claro que sí.

+ Info

Campaña - Welcome to the Barrio

Web | Facebook | Instagram

0 comments

Log in or Sign up to comment this entry.

Cookies help us to offer you the best experience. Settings